Nuevo régimen climático si rebasa el umbral de 2°C, alerta FAO

27 de Agosto de 2019.- El 40 por ciento de la superficie total de América Latina y el Caribe habrá alcanzado o superado el umbral de 2 grados centígrados en los próximos 11 años, y hacia 2050 toda la región estará bajo un nuevo régimen climático, alertó el representante regional de la FAO, Julio Berdegué.

27 de Agosto de 2019.- El 40 por ciento de la superficie total de América Latina y el Caribe habrá alcanzado o superado el umbral de 2 grados centígrados en los próximos 11 años, y hacia 2050 toda la región estará bajo un nuevo régimen climático, alertó el representante regional de la FAO, Julio Berdegué.
Entre las zonas que tendrán un incremento de 2 grados más temprano debido a la emisión de gases de efecto invernadero figura la mayor parte de la cuenca del Amazonas, la región central de Brasil, Bolivia, los Andes peruanos, Venezuela y el oriente de Colombia, refirió.

Mientras Centroamérica, México y el Caribe alcanzarán este umbral entre 2035 y 2040, en tanto que la Patagonia chilena y argentina lo harán más tarde, consideró el representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en América Latina y el Caribe.

Ante esa situación “millones de agricultores familiares verán afectadas, en algunos casos de manera radical, sus estrategias, medios de vida y sistemas productivos”, señaló Berdegué durante el Decenio de la Agricultura Familiar, impulsado por la FAO y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

“En un mundo con más dos grados, que está a la vuelta de la esquina, simple y sencillamente no será posible practicar la agricultura tal y como lo hacemos hoy. Si no actuamos ya, la agricultura familiar enfrentará una situación que sólo se puedo calificar de catastrófica”, explicó.

En el evento organizado en Punta Cana y que reúne a representantes de Gobiernos y Parlamentos de 19 países de América Latina y el Caribe, exhortó a los gobiernos para que sus planes nacionales incluyan estrategias de transición climática para la agricultura familiar.

“Los científicos predicen que, en un escenario más caliente y seco, aumentará la masa de ganado lechero en Argentina y Uruguay, y se reducirá en los países andinos. Las pesquerías de Belice, Cuba, Guyana, Honduras, Jamaica, Nicaragua y la República Bolivariana de Venezuela se verán especialmente dañadas”, apuntó.

“La duración del periodo de crecimiento vegetal se reducirá en más de 5.0 por ciento en Bolivia, Brasil, Guyana, México, Surinam y Perú. En nuestra región se reducirán significativamente los rendimientos promedio de maíz, frijol y trigo de temporal y de trigo regado en México y en Argentina”, consideró.

Además, dijo que se expandirá la superficie apta para caña de azúcar en varias partes de la región, en tanto que la producción de café en Centroamérica deberá trasladarse desde su hábitat actual, entre 800 y mil 400 metros sobre el nivel del mar, a zonas más altas, entre mil 200 y mil 600 metros sobre el nivel del mar.

En las próximas décadas el mundo verá un explosivo aumento de la demanda de alimentos a nivel global. “América Latina y el Caribe produce solo el 13 por ciento de los alimentos del orbe, pero aporta el 45 por ciento de las exportaciones netas globales de alimentos, muy por encima de cualquier otra región del mundo, más que Europa y Estados Unidos”, explicó Berdegué.

«Los países deben realizar inversiones, crear programas y políticas que permitan aumentar la participación de la agricultura familiar en aquellos rubros y productos en los que pueden tener ventajas comparativas, como la pesca, los cafés y cacaos de calidad, las frutas y verduras frescas, los lácteos y ciertos tipos de carnes”.

Otro cambio que debe enfrentar la agricultura familiar es la transformación del sistema alimentario de la región, pues “ha fracasado en su objetivo más elemental, que es alimentar saludablemente a la población”.

El representante de la FAO explicó que 294 millones de personas en Latinoamérica y el Caribe (47 por ciento de la población) sufren una o más formas de malnutrición, 151 millones de personas viven con sobrepeso y 105 millones con obesidad.

“La agricultura familiar debe hacer suya la bandera de la alimentación saludable, hasta ser reconocida como el principal campeón de la tarea de recuperar nuestros sistemas alimentarios para el bienestar general de la población”, subrayó.

Reseñó que las nuevas tecnologías tienen el potencial de facilitar la sostenibilidad y resiliencia de la agricultura y los sistemas alimentarios, pero destacó la necesidad de impulsar la innovación en la agricultura familiar, para que no se quede atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: