Afirma PAN que el Insabi es un fracaso; convoca al Ejecutivo a corroborarlo

El coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, afirmó que el Instituto de Salud de Bienestar (Insabi) “es un fracaso y pone en riesgo la vida de millones de mexicanos”, porque se trata de un proyecto clientelar a costa de la salud de los grupos más vulnerables, por lo que convocó al Ejecutivo federal a recorrer los hospitales para darse de cuenta de ello.

CDMX a 13 de enero de 2020 (Maya Comunicación).- El coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, afirmó que el Instituto de Salud de Bienestar (Insabi) “es un fracaso y pone en riesgo la vida de millones de mexicanos”, porque se trata de un proyecto clientelar a costa de la salud de los grupos más vulnerables, por lo que convocó al Ejecutivo federal a recorrer los hospitales para darse de cuenta de ello.

“Hacemos una atenta convocatoria al presidente Andrés Manuel López Obrador para que, sin maquillajes, sin agenda de por medio, ni la intervención de ‘obstáculos humanos’ (funcionarios estorbo), inclusive si no quiere hacerlo con el acompañamiento de los diputados del PAN, recorra los hospitales del país y se dé cuenta del fracaso de su flamante Insabi que está ocasionando zozobra y angustia entre la población”, manifestó en un comunicado.

Refirió que el Seguro Popular era gratuito, y solamente para tratamientos especializados los pacientes pagaban 88 pesos por día de hospitalización; “ahora, con el Insabi todo se les cobra llegando a desembolsar 500 pesos diarios en promedio; ¡es imperdonable que se haga esto con los que menos tienen!”.

“Un tratamiento para el cáncer cervicouterino cuesta, a las que lo padecen, alrededor de 37 mil pesos; el cáncer de la infancia y la adolescencia cuesta aproximadamente 159 mil pesos por paciente; el cáncer de mama llega a valer aproximadamente 234 mil pesos; el cáncer de próstata 148 mil pesos y el cáncer de colon y recto 203 mil pesos, entre otras enfermedades que se atienden en el tercer nivel de salud”, abundó.

Señaló que el presidente López Obrador ha dicho que hay campañas de desprestigio contra el Insabi; “al inicio prometió universalidad y gratuidad de los servicios de salud, pero lo realmente válido es que está entregando sufrimiento a los enfermos al no recibir sus tratamientos a tiempo. Destaca incluso la negativa de varios gobernadores para aceptar la dictadura de un gobierno central e insensible”.

Comentó que los diputados Éctor Jaime Ramírez Barba, Martha Estela Romo Cuéllar, María de los Ángeles Gutiérrez Valdez, Ana Paola López Birlain y Sonia Rocha Acosta, integrantes de la Comisión de Salud, consideran injusto que los enfermos paguen el precio de la improvisación e irresponsabilidad de los administradores del Gobierno Federal.

“Esto, se lo decimos al presidente de la República, también es corrupción y atenta contra la vida humana por privilegiar los proyectos clientelares del sexenio” destacó.

Romero Hicks también apuntó que los diputados del PAN presentaron, desde septiembre pasado, una denuncia ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por el presunto desvío de 80 mil millones de pesos del extinto Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos.

“Demandamos que la ASF determine si el Gobierno Federal incurre en malversación del FPGC y en caso de que se acredite una violación a la norma, se determinen las sanciones administrativas correspondientes y se dé vista al Ministerio Público Federal respecto de las conductas que pudieran ser constitutivas de delito”, añadió.

Señaló que “al caos que priva en el sistema de salud se suma la incertidumbre entre médicos y enfermeras que laboraban en el extinto Seguro Popular porque no han recibido información acerca de su futuro. Este es uno más de los errores de la ‘cuarta transtornación’ en su proyecto de centralizar los recursos y las nóminas de los hospitales y clínicas; si no pueden administrar las instituciones federales, menos podrán hacerlo en todo el país”.

Subrayó que los integrantes de Acción Nacional “advertimos que al eliminar el mecanismo de financiamiento que garantizaba recursos públicos por cada afiliado al Seguro Popular y suprimir la póliza que amparaba este derecho, no habría garantía de atención médica y se podría negar la prestación de servicios, como ya está ocurriendo”.

“Nuestros retos, como oposición constructiva que está del lado de los ciudadanos, es contra la cuarta transtornación, la ineptocracia, la dictadura de ocurrencias, el austericidio y la destructocracia”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: