«Es un delirio estar con Porfirio» la reaparición de Muñoz Ledo

CDMX a 2 de septiembre de 2019 (Maya Comunicación).- El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, tuvo una reaparición que robó atención durante la entrega del Primer Informe de Gobierno.

Con un llamado a diputados y senadores a “remontar las comarcas de la injuria, la intolerancia y la mentira”, el exlíder del PRI, fundador del PRD y ahora militante de Morena, se dio el lujo de agregar, al grito generalizado de “es un honor estar con Obrador”, uno propio: “es un delirio, estar con Porfirio”.

Con 86 años de edad y recién recuperado de una operación de la vesícula, Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, abogado por la UNAM y reconocido por sus dotes de orador en su carrera política, fue cuestionado desde antes de iniciar la sesión por los panistas por haberse reelegido en lugar de ceder la presidencia a un integrante de ese partido.

El diputado de Morena recibió las protestas con humor y aseguró que, a diferencia de Porfirio Díaz, con quien lo comparaban los albiazules, “yo sólo voy a gobernar 25 años”.

En sus constantes llamados a que los legisladores evitaran los gritos y se respetara a los oradores durante la sesión solemne, Muñoz Ledo fustigó por igual a todos los “intolerantes” y pidió evitar los desahogos “porque luego se convierten en ahogos”.

Cuando los panistas se quejaron por el tiempo de compensación que le dio a Ricardo Monreal Ávila, senador morenista, Muñoz Ledo les aclaró que “todo cuesta en esta vida, aunque sean minutos”.

En respuesta, Monreal salió en su defensa y aseguró a los panistas –quienes encabezados por la senadora Xóchitl Gálvez mostraron mantas exigiendo “democracia sí, autoritarismo no”- que “antes de que muchos de ustedes nacieran, ya estaba en la calle luchando por la democracia”.

Finalmente, al tomar la palabra para dar por concluida la sesión, Muñoz Ledo llamó “a los legisladores de ambas cámaras a remontar las comarcas de la injuria, la intolerancia y la mentira.

“La legalidad parlamentaria obliga a un trato siempre respetuoso, cuidado porque hay quienes exigen respeto y no lo dan, y no me refiero sino a los intolerantes… y advierto que en los parlamentos la vociferación suele ocultar la paraplejia mental”, señaló el exsecretario de Estado y precandidato a la presidencia de la República con el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: