Senado y Menchú firman convenio para fortalecer derechos de pueblos originarios

CDMX a 16 de julio de 2019 (Noticias México).- El Senado de la República y la Asociación Menchú Tum firmaron un convenio general de colaboración para la promoción y el fortalecimiento de los derechos humanos, la inclusión, la cohesión y la paz de los pueblos originarios mismo que será la base para establecer acuerdos específicos que fomenten estudios sobre la memoria de los pueblos, que ayuden en la defensa y promoción de sus derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

Elizabeth Montiel

CDMX a 16 de julio de 2019 (Noticias México).- El Senado de la República y la Asociación Menchú Tum firmaron un convenio general de colaboración para la promoción y el fortalecimiento de los derechos humanos, la inclusión, la cohesión y la paz de los pueblos originarios mismo que será la base para establecer acuerdos específicos que fomenten estudios sobre la memoria de los pueblos, que ayuden en la defensa y promoción de sus derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres Guadarrama, y la Premio Nobel de la Paz en 1992, Rigoberta Menchú, firmaron el documento momentos previos a la conferencia magistral sobre “Las Bellas Artes de los Pueblos Originarios” que impartió la activista.

Durante su intervención, Batres Guadarrama dijo que tanto los frutos como los productos culturales de estos pueblos corren el riesgo de ser “confiscados por poderosos agentes del mercado, que son, la mayor de las veces, completamente ajenos a las comunidades”.

No nos oponemos, continúo, a que se difundan estas creaciones culturales. Al contrario, queremos que eso suceda cada vez más, pero nos parece una terrible injusticia y una suerte de sutil despojo que esto ocurra sin el reconocimiento intelectual y material que se debe dar a los pueblos y comunidades indígenas.

Por su parte, Rigoberta Menchú dijo que “existe una base importante” para plantear la pertinencia de reconocer y proteger su propia creación. “No es sólo una energía de improvisación lo que empuja a los pueblos indígenas a preservar y escribir su cosmovisión y su arte contemporáneo, sino que es una ciencia y son saberes”.

La Premio Nobel hizo énfasis en que una de las manifestaciones más fuertes del conteo del tiempo se plasma en los sagrados huipiles. Cada uno de ellos tiene un significado y son una letra caminando. La ciencia para la vida, educación, escritura que tienen las comunidades indígenas es visible “y por eso es un derecho para la dignificación de nuestros propios pueblos”, concluyó.

0-0-0  Fotos Emannuel Olivares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: