Cambio climático estimula migración en Centroamérica

CDMX a 29 de junio de 2019 (PL).- Cerca de la mitad de los migrantes de los países del norte de Centroamérica provienen de zonas rurales impactadas por el cambio climático, aseguró hoy el coordinador de la FAO en Mesoamérica, Adoniram Sanches.

CDMX a 29 de junio de 2019 (PL).- Cerca de la mitad de los migrantes de los países del norte de Centroamérica provienen de zonas rurales impactadas por el cambio climático, aseguró hoy el coordinador de la FAO en Mesoamérica, Adoniram Sanches.

Por ello, urge impulsar la resiliencia climática rural, políticas innovadoras que creen inversión pública y privada, además de oportunidades de negocio y empleo para las comunidades locales, los pueblos indígenas, jóvenes y mujeres, aseguró.

Con este objetivo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) invita a los gobiernos de El Salvador, Guatemala, Honduras y México a participar en la Reunión de Alto Nivel sobre Migración, Desarrollo y Seguridad Alimentaria, que sesionará el 2 y 3 de julio venideros en la capital mexicana.

Según nota de prensa de la oficina subregional del organismo internacional, con sede en esta ciudad, el encuentro analizará aspectos relacionados con el desarrollo rural y la migración segura y voluntaria, pues la misma debe ser siempre una opción y no una necesidad, a juicio de Sanches.

Datos oficiales publicados por la FAO y la Cepal refieren que en 2015 más de 12 millones de mexicanos, 1,2 millones de salvadoreños, 880 mil guatemaltecos y 530 mil hondureños vivían en Estados Unidos; mientras, que la cifra de migrantes centroamericanos en tránsito hacia el norte se estimó en unas 417 mil.

De acuerdo con el experto español Gustavo Máñez, la variabilidad climática provoca hoy fuertes sequías e inundaciones a destiempo y por ende más pobreza, por lo que la gente busca nuevas opciones y oportunidades en la migración.

En entrevista reciente con Prensa Latina, el coordinador de Cambio Climático de ONU Medio Ambiente, recordó que el fenómeno de la migración centroamericana no es nuevo, más bien resulta recurrente e histórico, y ahora el cambio climático lo exacerba porque es un multiplicador de efectos.

Al referirse a la coyuntura que presenta actualmente el Arco Seco Centroamericano, zona de donde provienen muchos de los migrantes que integran las caravanas que marchan rumbo a Estados Unidos, el especialista se centró en la sequía.

Esta situación, cada vez más más fuerte, provoca una sustancial disminución de la productividad agrícola en países como El Salvador, donde en 2017 perdieron el 60 por ciento de la producción de cultivos básicos como el maíz y el frijol, dijo.

0-0-0

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: