La mezzosoprano sinaloense Mariana García debutará en la ópera Salsipuedes en el Palacio de Bellas Artes

“En la ópera parece que los personajes eligen a sus intérpretes. Creo que el personaje de Magali, en la obra Salsipuedes, era para mí, que el destino, los sucesos de la vida hicieron que el personaje me eligiera”, señaló la mezzosoprano Mariana Sofía García, joven cantante sinaloense que debutará en el Palacio de Bellas Artes, del 26 de mayo al 2 de junio.

CDMX a 22 de Mayo de 2019.- “En la ópera parece que los personajes eligen a sus intérpretes. Creo que el personaje de Magali, en la obra Salsipuedes, era para mí, que el destino, los sucesos de la vida hicieron que el personaje me eligiera”, señaló la mezzosoprano Mariana Sofía García, joven cantante sinaloense que debutará en el Palacio de Bellas Artes, del 26 de mayo al 2 de junio.

El proyecto de la Compañía Nacional de Ópera (CNO), del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), Salsipuedes cuenta con la participación de renombrados y experimentados artistas. Se trata de una obra del compositor mexicano Daniel Catán y está a cargo del director de escena Luis Martín Solís y del director concertador Ricardo Jaramillo, con la colaboración de un selecto equipo de cantantes y creativos.

La joven promesa del bel canto mexicana, la mezzosoprano Mariana Sofía García, con apenas 23 años de edad, es quizá el elemento más joven de todos los que intervienen en la obra. Su voz llamó la atención desde que en 2016 fue finalista en el Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli.

Egresada de la Escuela Superior de Canto de Mazatlán, Sinaloa, y alumna del maestro Enrique Patrón de Rueda, la mezzosoprano se dice encantada de participar en esta ópera llena de retos y al lado de grandes artistas: “Me he preparado para ello con una formación escénica y una técnica vocal que he trabajado desde muy joven. Aunque he desempeñado varios papeles, éste es mi debut con un personaje principal en el Palacio de Bellas Artes”, dice sorprendida la cantante, quien continúa sus estudios con destacados maestros.

Respecto a su papel, comentó que “uno les da vida, pero son ellos los que nos enseñan. Pienso que los papeles encarnados son como capas de piel que, cuando se interpretan, algo de ellos se queda en nosotros para siempre”.

Agregó que cuando tenía 13 años trabajó en una producción como parte del coro, y desde entonces anhelaba estar en un gran escenario, con artistas experimentados. “Ahora se me ha concedido, estar a su nivel es el reto. Tengo que hacerlo”.

La cantante subrayó que el personaje de Magali era para ella: “He aprendido mucho de ella desde que empecé a estudiarlo. Me siento identificada con el papel, con la música de Daniel Catán que, me parece, hace algo muy especial para este personaje: es amorosa y respetuosa, y ahí me identifico y trato de reflejarlo en el escenario (… ), aunque hay cosas como la paciencia que, ahí sí, tengo que trabajar, porque soy muy desesperada cuando se trata de hacer bien las cosas”.

Por otro lado, destacó el hecho de cantar ópera en español, lo que, asegura, tiene su grado de dificultad, pero reconoció que es diferente cantar en italiano o francés, porque se tiene que concentrar en la dicción. “Cantar ópera en español es una gran ventaja, más para los hombres, que tienen un registro más hablado; pero en el caso de las mujeres, que abordamos notas más agudas, tenemos que articular más la boca para que se nos entienda”.

Añadió que el director de escena está haciendo también un trabajo admirable en cuanto al supertitulaje, sobre todo en las partes que son sextetos o quintetos, cuando la música es muy densa, atonal y cada quien dice cosas que dan pie a diversas situaciones en la siguiente escena. Por eso es muy importante cantar bien, para que el público lo pueda captar”.

Asimismo, consideró necesario dominar la actuación y el canto, como parte de la formación en general. “Cuando estamos bien entrenados en ambos aspectos, podemos concentrarnos en otros detalles, como el baile, la corporalidad y Salsipuedes tiene un estilo muy de los años cuarenta del siglo XX, se ubica en esos tiempos”.

En su ya larga trayectoria, Mariana Sofía García ha interpretado papeles en obras como Gianni Schicchi, de Puccini, con la Camerata de Mazatlán, bajo la dirección de Enrique Patrón de Rueda, y El contrato de matrimonio, de Rossini. Debutó en Romeo y Julieta, de Gounod, y en Carmen, de Bizet, con la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes, además de Madama Butterfly y Carmen en versión para niños. Éste es su primer papel principal.

Salsipuedes o el amor, la guerra y unas anchoas es el título completo de esta obra en español, escrita en tres actos por el compositor mexicano Daniel Catán (1949-2011), con libreto en español del escritor cubano Eliseo Alberto (1951-2011), en colaboración con el mexicano Francisco Hinojosa (1954) y el propio Catán.

Se trata del tercer título de la Temporada 2019 de la Compañía Nacional de Ópera y tiene el propósito de recordar a su autor al cumplirse 70 años de su nacimiento. Entre su elenco se encuentran también los cantantes solistas Ángel Macías, Liliana Aguilasocho y Josué Cerón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: