Partidos nuevos o novedosos

Postigo

Partidos nuevos o novedosos

José García Sánchez

CDMX a 8 de julio de 2019 (Noticias México).- La creación de nuevos partidos irrumpen la escena política del país para renovar lo viejo, aunque haya algunos que persisten en la reiteración de la costumbre ya caduca del conservadurismo.

Crear un partido político es el inicio de la lucha por del poder, aunque hay partidos que nacen, por obra y gracia de la autoridad electoral, se desarrollan y mueren con el objetivo de ser satélites de los consolidados en la escena electoral. Así, surgen dos posibilidades de asociaciones políticas, desde luego, uno más fuerte que otro con posibilidades de convertirse en partidos: Redes Sociales Progresistas y México Libre, de tendencias antagónicas, pero con objetivos similares de convertirse en una fuerza social, son de las pocas organizaciones con posibilidades de ser partidos reales.

El primero supera con mucho las expectativas de sus líderes. Rebasa lo exigido por el INE en cada asamblea y el otro, casi nunca llega al mínimo exigido de 300 asistentes. Ambos consideran que pueden llegar a tener el poder en el mediano plazo. Pero la realidad es diferente.

En realidad Redes Sociales Progresistas se ha convertido en un fenómeno social que crece rápido. Su tendencia progresista lo hace acreedor de simpatías sociales dentro de una clase media ilustrada, puede lograr grandes espacios legislativos.

El otro, propiedad de matrimonio Calderón-Zavala, intenta alcanzar el registro para hacerse de escaños; sin embargo, sólo podrá desgastar al PAN, partido que vive una agonía irreversible, de ahí los gritos de dolor de sus dirigentes.

La definición progresista de la mayoría de los mexicanos parece sólida. Las clases medias deshilvanadas ideológicamente, sin líder ni partido, seguirán buscando los domingos una guía por las calles. La sociedad sabe que México es el contrapeso real de un vecino que tuvo al mundo en vilo por su conservadurismo político y su explotación salvaje de sus vecinos en lo económico.

La vocación de los mexicanos demócratas se vuelca en las urnas por equidades que nunca antes han existido y en ese proceso Redes Sociales Progresistas puede llenar un hueco que carece de propuestas; desde luego, una propuesta que no llamará la atención de esa clase media poco ilustrada que sale a las calles a protestar porque el aeropuerto les quedará más lejos, o porque el Presidente está en campaña todavía.

En cambio el intento de Felipe Calderón con México Libre sólo podrá desgastar a esa derecha que se desmembra entre intereses particulares y desconocimiento de la realidad. El PAN tendrá en el partido de sus ex militantes y ex presidente de la República a su peor enemigo y le quitará votos y, por lo tanto, escaños.

El INE actuará como siempre, de manera parcial y creerá que le hará un favor a la derecha otorgándole el registro condicionado a México Libre, lo que hace es aniquilar al PAN y dejar en su lugar a un partido inconsistente ideológicamente y con muy pocos militantes, condenado a una participación reducida y a una vida efímera.

Mientras esto sucede los partidos satélites ya constituidos —Movimiento Ciudadano, Partido de la Revolución Democrática y Partido Verde Ecologista— siguen girando alrededor de otros mayores, montados en el oportunismo que les otorga la Ley Electoral y que seguramente cambiará en la inminente reforma electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: