Cualquier época es buena para visitar Oaxaca

Cualquier época es buena para visitar Oaxaca. En marzo, por ejemplo, se viste de jacaranda, resaltando el verdor de su característica cantera. Todas las épocas históricas de México: prehispánica, colonial, independiente, moderna y contemporánea se expresan con natural elegancia en los espacios, edificios, calles, museos fantásticos, festivales mágicos, artesanías coloridas, ruinas precolombinas e iglesias barrocas con incrustaciones de oro y en cada rincón de Oaxaca, que la UNESCO denominó Patrimonio Mundial.

Cualquier época es buena para visitar Oaxaca. En marzo, por ejemplo, se viste de jacaranda, resaltando el verdor de su característica cantera. Todas las épocas históricas de México: prehispánica, colonial, independiente, moderna y contemporánea se expresan con natural elegancia en los espacios, edificios, calles, museos fantásticos, festivales mágicos, artesanías coloridas, ruinas precolombinas e iglesias barrocas con incrustaciones de oro y en cada rincón de Oaxaca, que la UNESCO denominó Patrimonio Mundial.

Ecoturismo, lagunas fluorescentes, exuberantes montañas, zonas arqueológicas, tesoros coloniales, cultura, artesanía, gastronomía, folclor, fiestas… todo eso y más te espera en Oaxaca, la 3er mejor ciudad de centro y sudamérica de acuerdo a la revista Travel and Leisure.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: