Nacion Nacional Principal 

En 2020 cerca de nueve mil adolescentes se convirtieron en madres en México

CDMX 28/09/2021.- Durante el seminario sobre prevención del embarazo en adolescentes, la directora general del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR), Karla Berdichevsky Feldman, comentó que durante 2020 cerca de nueve mil niñas menores de 15 años se convirtieron en madres y “lo más grave es que la mayoría de los embarazos estuvieron asociados a violencia y abuso sexual”.

El embarazo en adolescentes menores de 15 años de edad, representa mayores riesgos a su salud como anemia, infecciones urinarias, hipertensión arterial, preeclampsia, parto prematuro y complicaciones al momento del parto; en el producto o la persona recién nacida supone riesgo aumentado de bajo peso, asfixia, lesiones al momento del nacimiento y de fallecer.

Al respecto, la directora de Planificación Familiar del CNEGSR, Yolanda Varela Chávez, afirmó que el embarazo en menores de 20 años repercute negativamente en la salud y en el desarrollo psicosocial de adolescentes y además amplía las brechas sociales y de género entre la población.

Puntualizó que desde el CNEGSR se promueve la información sobre sexualidad con absoluto respeto a los derechos sexuales y reproductivos de la población adolescente, con el propósito de que tomen las mejores decisiones de manera autónoma y libre.

En su mensaje virtual ante representantes estatales de los programas de salud reproductiva de las 32 entidades federativas, madres y padres de familia, personal docente y adolescentes, Berdichevsky Feldman informó que se cuenta con una red de Servicios Amigables para Adolescentes, que para junio de 2021 alcanzó cerca de tres mil establecimientos en operación.

El objetivo de los Servicios Amigables para Adolescentes es brindar atención integral de calidad, con calidez y pleno respeto a los derechos humanos y a la diversidad sexual, con un enfoque intercultural y de género, afirmó.

Rodrigo Moheno Mendoza, secretario general de la Fundación México Vivo, presentó los resultados preliminares la evaluación de los servicios amigables en diez entidades del país, dicho ejercicio incluyó un cuestionario, realizado del 3 de agosto al 15 de noviembre del 2020, a adolescentes que acudieron a los servicios. La evaluación tiene como objetivo explorar diversos elementos en torno a la calidad de atención para adolescentes ubicados en las unidades de salud del sector público a fin de proponer mejoras integrales.

El 30 por ciento de jóvenes respondió haberse enterado de los servicios de salud sexual a través de una persona conocida; 84 por ciento manifestó que el personal de salud les inspiró confianza y 98.6 por ciento respondió haber recibido la atención y el servicio que buscaban. Los resultados muestran que la mayoría de jóvenes se acerca a los Servicios Amigables en busca de orientación sobre su vida sexual y dotación de métodos anticonceptivos.

Rodrigo Moheno Mendoza mediante el ejercicio transparente de contraloría social realizado por la Fundación México Vivo, dio a conocer tanto las áreas oportunidad como las buenas prácticas en la atención que se proporciona en los servicios amigables. Asimismo, resaltó el trabajo realizado por el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva en la materia.

Se contó también con la participación de representantes de los equipos de salud que atienden en los servicios amigables, docentes, padres y madres y adolescentes, quienes presentaron sus puntos de vista respecto las acciones hacia la prevención de embarazo en adolescentes e invitaron a fortalecer las acciones conjuntas para difundir la educación integral en sexualidad y el acceso a los servicios de salud.

El CNEGSR, la Fundación México Vivo, gobiernos de los estados y sociedad acercan los servicios de salud sexual y reproductiva a las personas adolescentes con el propósito de que vivan un sexualidad saludable, placentera, autónoma y libre de violencia que les permita tomar decisiones para evitar embarazos no deseados durante la adolescencia y erradicar los embarazos en niñas menores de 14 años de edad.

La Secretaría de Salud impulsa alianzas con organizaciones de la sociedad civil para acercar servicios de salud sexual y reproductiva a jóvenes menores de 20 años, con el propósito de evitar embarazos en edades tempranas y erradicar el embarazo en niñas.

Entradas relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: