Principal 

UNAM: el impacto económico de COVID-19 es similar al de la Gran Depresión

CDMX, 28/09/2021.- En el marco del primer «Congreso Internacional de Análisis Económico: la recuperación económica post COVID-19, 2021-2022 en países desarrollados y de América Latina», el secretario general de la universidad, Leonardo Lomelí Vanegas, recordó que los meses de confinamiento redujeron las actividades económicas en México y el mundo, con consecuencias en el Producto Interno Bruto (PIB), el empleo y los índices de calidad de vida y de pobreza.
América Latina enfrenta un retroceso de al menos una década como consecuencia de la crisis sanitaria, pues el coronavirus hizo aún más graves los problemas estructurales que enfrenta la región a nivel social, económico y ambiental, señaló por su parte el oficial de asuntos económicos de la sede subregional de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Juan Carlos Rivas Valdivia.
Marcelo Ebrard, canciller de México - Sputnik Mundo, 1920, 18.09.2021

Las desigualdades de Latinoamérica se vieron desafiadas por el COVID-19 y su impacto económico, con especiales afectaciones en la economía de las mujeres porque aumentó los problemas de división del trabajo por razones de género y de concentración de poder, señaló el universitario.
«Casi un tercio de las muertes en el mundo han sucedido en esta región por la falta de acceso a los servicios de salud integrales y de calidad», advirtió el experto de la CEPAL.
Además, el impacto económico del coronavirus agravó los problemas de baja inversión, productividad y los altos índices de comercio informal, desempleo y trabajo mal pagado, lo que genera desafíos de trayectoria sostenible en el largo y mediano plazos. Los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible serán difíciles de lograr, advirtió Rivas Valdivia.
«No se alcanzarán niveles anteriores a la crisis de 2020 sino hasta 2025-2028, lo que representa una problemática palpable para las familias mexicanas», lamentó.
Este escenario desfavorable, sostuvo, vuelve necesaria una estrategia para recuperar la inversión y el empleo, políticas fiscales para incentivar la inversión pública y atraer la inversión privada, en un escenario donde en los últimos 15 años la inversión pública decreció y la privada no ha sido capaz de sustituir la pérdida.
El coordinador del Centro de Estudios Hacendarios de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la UNAM, Carlos Loeza Manzanero, señaló que el 2020 es ya un referente de la historia económica mundial como un año de crisis que provocaron cierre de empresas y pérdida de millones de empleos.
Tomado de Sputnik.

Entradas relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: