Cámara de Diputados Nacion Principal 

Diputada impulsa hacer deducibles de impuestos consultas veterinarias

Ciudad de México, a 16 de octubre de 2021.- La diputada Adriana Lozano Rodríguez, integrante del Grupo Parlamentario de Morena, suscribió una iniciativa para hacer deducibles de impuestos los pagos por honorarios médicos veterinarios y gastos hospitalarios efectuados por el contribuyente para perros, gatos y pequeñas especies.

La legisladora expresó que se pretende establecer esta medida por el concepto de gastos personales, excepto en el caso de pagos derivados de procedimientos estéticos o aquellos que no estén relacionados con la salud de las mascotas.

Para tales efectos, busca adicionar la fracción I, del artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, así como reformar el artículo 2A de la Ley del Impuesto al Valor Agregado.

Subrayó que su propuesta tiene por objeto reformar dicha ley, a efecto no gravar el impuesto al valor agregado el alimento procesado para las mascotas (perros, gatos y pequeñas especies), así como hacer deducibles por el concepto de gastos personales los pagos por honorarios médicos veterinarios y gastos hospitalarios, efectuados por el contribuyente para sus perros, gatos y pequeñas especies.

“Cabe aclarar que esta propuesta no aplica para los comestibles procesados que no son alimentos conocidos comúnmente como premios o golosinas, así como para los servicios estéticos o aquellos que no estén relacionados con la salud de las mascotas. Asegurar que los animales domésticos cuenten con la alimentación y los servicios de salud adecuados, contribuye también a garantizar la salud de las personas”, afirmó la legisladora federal.

Lozano Rodríguez aseguró que el fomento de una cultura de cuidado y protección hacia los animales domésticos, que inhiba la violencia y el maltrato hacia ellos, tendrá importantes beneficios como un mecanismo más de prevención de la violencia social.

“Es importante reconocer implícitamente en la ley que actualmente las mascotas son concebidas como un miembro más de muchas familias [y] que para muchas personas la compañía de los animalitos domésticos favorece su desarrollo y contribuye a su bienestar físico y piscoemocional”, señaló.

Comentó que, bajo esta perspectiva, existe una obligación ética y moral hacia los animales domésticos, que insta al Estado a establecer las condiciones propicias y justas que permitan su cumplimiento.

“No se trata de equipararlos jurídicamente con los seres humanos, sino de asentar en las leyes el trato que debe de otorgárselas”, puntualizó.

Advirtió que sería contrario a la justicia social y al pensamiento democrático señalar, como se hizo en la pasada administración, que las mascotas se encuentran solamente en los hogares de mayores ingresos, porque eso no es verdad.

“Los animales domésticos y la humanidad han tenido una evolución paralela que no está ligada al ingreso-gasto per cápita, sino a una relación estrecha de acompañamiento, de beneficio mutuo que se ha gestado por siglos”, expresó.

Entradas relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: